domingo, 6 de julio de 2014

Los nombres más inesperados para marcas de cigarrillos hacia el 1900

La prehistoria marcaria en la Argentina se remonta al 11 de Octubre  de  1864,  cuando  se  sancionó  la  ley 111 para regular el Derecho de Patentes. Doce años más tarde, el 14 de Agosto de 1876, se promulgó la primera ley nacional de marcas con el número 787. Esta fue derogada algunos años después y el 23 de Noviembre de 1900 entró en vigencia una ley de corte más moderno,  la 3975,  que  tomó como modelo el marco normativo existente en Francia.   Queda claro que desde entonces hasta hoy ha habido un sinfín de modificaciones y actualizaciones en lo que hace a la doctrina  jurídica  en  esa  rama  del  derecho,   con  el consiguiente cambio en su legislación. Pero esos primeros tiempos en los que  ya  no  se  podía  crear  cualquier  rótulo  previamente  registrado   (al  menos, formalmente)  dio lugar a una avalancha de solicitudes por parte de las industrias más prósperas de la época, como lo era la industria del tabaco. Así, centenares de peticiones al respecto pueden ser analizadas a través de viejos registros de carácter público conservados hasta hoy.


La web de la CPCCA  (Cigar  Pack  Collectors  Club  of Argentina) ha realizado un paciente trabajo de recopilación sobre  solicitudes  de  marcas  de  la  industria tabacalera publicadas en el Boletín Oficial de la República Argentina entre  1894   y   1947  (1).   De  ese  extenso  período seleccionamos la franja 1894  a  1910,  ya que en ella se verifica el mayor número de rótulos nuevos y curiosos, mientras   que   los   años   posteriores   corresponden  mayormente a renovaciones  de marcas ya existentes. Buena parte de los nombres allí plasmados resultan un perfecto testimonio de la época en cuestión: hay pedidos relativos a personajes e idearios políticos,  adelantos  tecnológicos, deportes, personalidades internacionales, personalidades del pasado, figuras y sucesos militares, luchas obreras y lugares geográficos, entre otros. También (y lo dejamos para el final) está el ineludible pelotón de los nombres de tipo más bien insólito, impensables en nuestros días.


Veamos entonces esta interesante lista de acuerdo a sus diferentes ejes temáticos, teniendo en cuenta que se trata de una selección dentro de un total enormemente mayor.

Nombres políticos o patrióticos, argentinos y extranjeros: Asociación Patriótica Española, La defensa de Los Andes, La patriótica, España, Honor, Viva Cuba Española, Socialistas, Roquistas, Revolución, Dictador, Unitarios, Don Bartolo (en alusión a Bartolomé Mitre), Republicanos, Cívicos, Intransigentes, Independencia Argentina, Epopeya Nacional.
Nombres de personajes de actualidad: Reina Victoria, Dreyfus (2), Umberto (por el Rey Humberto I de Italia), Reina Guillermina, Re Vittorio (por el Rey Víctor Manuel de Italia), Pío X, Moltke (por Von Moltke), Zola (por Emilio Zola).
Nombres de personajes históricos: Margarita de Savoia, César, Napoleón, Quevedo, Wellington, Gioconda, Garibaldi, Reina Hortensia.
Nombres relativos a luchas sociales y obreras: 1 de Mayo, Obrero, El Obrero, Federación Obrera, La Huelga, Proletarios, Ferrocarrileros, Pan del Pobre, Protesta, Igualdad.
Nombres de adelantos tecnológicos y sus precursores: La Eléctrica, El Telégrafo, El Teléfono, Marconi (por Guillermo Marconi, inventor del telégrafo sin hilo), Edison, Aeroplano.
Nombres deportivos: Ciclistas, Sportsmen, Turf, Foot Ball, Alumni (3), Golf, Esgrima.
Nombres militares y de armas: Ejército Argentino, Sargento Cabral, El Cabo Instructor, Almirante, Bersaglieri, Legión Ítalo Argentina, Patricios, Crucero Río de la Plata (4), Avanzada Argentina, Escuela de Tiro, Tiradores Argentinos, Guerra, Conscriptos, Círculo de Armas, Generales Argentinos, Guardias Nacionales, Torpedo Argentino.
Nombres de ciudades y lugares: Tenerife, París en 1900, Montevideo, Punta Arenas, London, Monterrey, Panamá, Firenze, Nápoli.


Como se observa, una variopinta batería de ideas que representa muy bien los sucesos y las costumbres del lapso. El progreso, los deportes incipientes, las agitaciones sociales, la importancia simbólica de los personajes y los hechos bélicos son algunas muestras cabales de cómo pensaban los habitantes del país durante aquel agitado cambio de siglo, casi siempre en sintonía con las últimas modas y los novedosos conceptos que llegaban desde el exterior. Para terminar, como anticipamos, reservamos un compendio selecto del nutrido grupo de solicitudes que llaman la atención por su carácter divertido, original o insólito. Aquí va, para solaz y esparcimiento final:



















Che Cigarros, El Jorobado, Mano Santa, La Crisis, La Pechadora, Lo Mejor, Pectorales, Tu y Yo, Hipotecarios, Tres Ratas, Los Fundidos, El Cuento del Tío, Mate Argentino, Las Tres Porteñas en Mar del Plata, El Manco, Los Perros, Bombero, Los Rotos, Envido, Rentistas, Así, El Petiso, La Numeración, La Hormiga, Kikirikí, Cocoricó, Murciélago, Bodegueros, Mi Simpatía, Corazón Flechado, Art Nouveau, Rataplán, Yo te quiero, El Buen Cristiano Católico, Deportados, La Sin Nombre, Burro Sabio, Mono Sabio, Cualquiera, El Diávolo, Viuda Alegre.

Notas:

(1) Para quien tenga ganas de ver todo el repertorio, este es el link: http://cpcca.com.ar/BO/BO.HTM Son 89 páginas con 100 ítems cada una, presentados en orden cronológico. La sigla T implica una solicitud de tipografía, la D de dibujo, y la M de marquilla completa. Haciendo click sobre la marca se accede a la imagen original plasmada en el Boletín Oficial de esa fecha.                                                                      (2) Relativo al Caso Dreyfus, un sonado proceso de justicia militar llevado a cabo en Francia entre 1894 y 1906. Para conocer más detalles se puede consultar en Wikipedia: http://es.wikipedia.org/wiki/Caso_Dreyfus
(3) Alumni fue un legendario club argentino de fútbol entre 1900 y 1911. 
(4) Aunque suena como un buque argentino, se trata de una nave de la Armada Española construida mediante una suscripción popular efectuada entre argentinos, uruguayos y españoles radicados en el Río de la Plata.


No hay comentarios:

Publicar un comentario